Las emergencias médicas

Negligencias en el ámbito de las emergencias médicas
¿Qué es una emergencia médica? Una emergencia médica es toda aquella situación apremiante e inesperada que por su propia naturaleza exige una rápida y adecuada atención médica. Es por ello, que desde Abogados Madrid solemos afirmar que estamos ante el eslabón más crítico y delicado de toda la cadena asistencial sanitaria.

Sin embargo, por desgracia son habituales las negligencias médicas que se producen a consecuencia de la deficiencia de la precitada cadena asistencial.
Pero, ¿cuándo decimos que es deficiente? Cuando no se llevan a cabo las pruebas y/o actuaciones adecuadas o estas se producen demasiado tarde. y como consecuencia de ello se produce una afectación negativa y directa en el paciente que puede ver agravado su cuadro clínico o encontrarse incluso con la muerte.
Parece por tanto bastante lógico entender la urgencia en el tratamiento como un ineludible compromiso vital con el paciente, razón por la cual resulta exigible no escatimar en recursos a la hora de alcanzar un diagnóstico y tratamiento certero.

Las emergencias médicas se dividen en dos grupos principales. ¿Cuáles son? El hospitalario, y el extra-hospitalario.
La clasificación dependerá del lugar y circunstancias en las que se ha producido la emergencia y dónde se ha atendido esta.
Podemos considerar las extra-hospitalarias a aquellas que se atienden en el lugar dónde se ha producido la emergencia, como por ejemplo un domicilio o una ambulancia, cuando se presenta el personal sanitario como primer paso en la cadena de diagnóstico del paciente.
La eficiente actuación del personal de emergencias y de ambulancias, depende tanto del tiempo de respuesta, por un lado, como de la correcta valoración de la gravedad del caso por el otro. Ambos serán indispensables a la hora de restituir la salud del paciente.

Las emergencias hospitalarias, como su propio nombre indica, son aquellas que se deberán tratar debidamente dentro ya del entorno hospitalario por parte de todo el personal médico. Estas incluirán todas las pruebas necesarias para un correcto diagnóstico, así como los tratamientos que sean necesarios para restablecer la salud en la medida de lo posible del paciente. Todas estas actuaciones deben realizarse con celeridad, por lo que previamente se deberá haber valorado correctamente el nivel de urgencia que requiere el caso.

Como ejemplo, podemos tener en cuenta las lesiones,  que no son iguales ni deben ser tratadas de la misma forma.
Existe un orden de prioridad a la hora de tratar una lesión que obedece a tres criterios objetivos: la vida, el órgano dañado y la función. De esta forma será posible distinguir entre tres tipos de fractura: las vitales, las funcionales y las simples.
Copyright © Abogado Negligencias médicas en Madrid | CONSULTA GRATUITA | Abogado Barcelona