Los errores de diagnóstico y de tratamiento

Errores en el diagnóstico y tratamiento médicos en Madrid
Los errores de diagnóstico y en el tratamiento son distintos.
Los errores de diagnóstico son inherentes a la práctica de la medicina, de forma que lo único que se les puede exigir a los profesionales es que cumplan con todos los protocolos establecidos para cada caso y lleven a cabo las comprobaciones y controles que sean necesarios de cara a reducir al mínimo posible el sufrimiento del paciente.

Sin embargo, los errores de tratamiento son diferentes desde el mismo momento en el que éstos consisten en una desviación de un protocolo médico, en una patente alteración en la frecuencia de los actos curativos estandarizados o en una actuación contraria a la adecuada praxis médica.

Es decir, a diferencia de lo que ocurre con los diagnósticos, los tratamientos se traducen en acontecimientos habituales y previsibles. Pero, ¿por qué son importantes estos matices? Porque serán dichos matices los que nos indiquen si existe responsabilidad legal o no.

Dicho esto, a la hora de evaluar el grado de responsabilidad médica derivado de un error en el diagnóstico, ¿a qué factores tendremos que prestar atención?

• A las circunstancias, a los conocimientos y a las aptitudes del médico.
• Y al hecho de si los anteriores factores serían los mismos que otro profesional diligente y de la misma especialidad observaría en la misma situación.

Por otro lado, la ausencia o retraso en la realización de las pruebas diagnósticas puede dar lugar a errores de diagnóstico que generarán responsabilidad del médico y derecho a reclamar del paciente, si por la sintomatología de este último hubiese sido necesario llevarlas a cabo.

Pero, ¿dónde radica verdaderamente la culpabilidad? En la posibilidad de poder haber evitado el comportamiento erróneo. En este sentido, la diligencia que se les exige a los médicos es la misma que se le puede exigir a cualquier médico similar.
Para ello se tendrán en cuenta sus conocimientos y su preparación, así como los medios que haya empleado para tratar de evitar el resultado lesivo o mortal.
Por lo tanto, si bajo los precitados parámetros el error era evitable, dicho error será sancionable.

Por otra parte, al estar ante supuestos de negligencias médicas resulta muy difícil llevar a cabo acciones restitutorias. Sin embargo, sí que será posible reparar en parte el daño causado a través de justas indemnizaciones.

En definitiva, la responsabilidad, con carácter general, no significa sino la asunción de las consecuencias de un daño o, dicho de otro modo, la aceptación de las consecuencias de ese daño por parte de la persona que lo causó. Pero, ¿cómo conseguir una indemnización adecuada? Acuda a nuestro despacho en Madrid. Desde Abogados Madrid, le asesoraremos como se merece y le prestaremos la mejor asistencia.
Copyright © Abogado Negligencias médicas en Madrid | CONSULTA GRATUITA | Abogado Barcelona