HIPOXIA NEONATAL

HIPOXIA NEONATAL
Durante el tiempo que dura la gestación y el parto tanto la mujer como el feto necesitan una atención médica especial. El seguimiento inadecuado del proceso por parte de los profesionales médicos puede constuir lo que se conoce legalmente como negligencia médica.
Una negligencia médica es una conducta -por acción u omisión- que no sigue los protocolos habituales. Esto puede derivar el un perjuicio para el paciente, el cual tiene derecho a pedir una indemnización.

En el caso concreto del embarazo y del parto, uno de los errores médicos más frecuentes suele darse en la hipoxia neonatal, es decir, cuando el feto no recibe suficiente oxígeno. Las consecuencias de esto pueden ser muy graves, llegando a producirse una parálisis cerebral.

¿Cómo puede controlarse?
Existen formas de controlar la citada hipoxia, tanto antes como durante el parto:
  • Antes del parto
    Se puede controlar el oxígeno en el feto mediante su frecuencia cardiaca fetal basal; el perfil biofísico fetal y la flujometría doppler -control de la sangre que pasa por el feto, para así determinar el nivel de oxígeno-.
  • Durante el parto
    El control se realiza mediante el estudio del equilibrio ácido- base.
Otro tipo de situaciones que pueden darse en estos casos es que se produzcan traumatismos al feto, causándole lesiones. Sea cual sea el caso, si sospecha que usted o una persona cercana han sido víctimas de una negligencia médica no dude en contactar con nosotros.
Es importante que guarde todos los documentos que le hayan dado durante su embarazo y estancia en el hospital tras el parto. Estos documentos pueden servir luego como pruebas para pedir una indemnización: ecografías, partes médicos, recetas de medicamentos, etc. Todos ellos son muy importantes desde el punto de vista legal.

Le recordamos que nuestro Despacho en Madrid está especializado en este tipo de casos, pudiendo ofrecerle la máxima garantía y seguridad.
Copyright © Abogado Negligencias médicas en Madrid | CONSULTA GRATUITA | Abogado Barcelona